A finales de los años 50, dos hermanos de una conocida familia de La Almunia de Dª Godina decidieron montar un bar-restaurante "que fuese conocido en media España", y a fe que lo consiguieron. Artistas, toreros, deportistas visitaron "La Bodega" y dejaron sus autógrafos en los enormes toneles que han sido su seña de identidad.

Hace unos años, el restaurante cambió de dirección y pasó a llamarse "Aires de Aragón". Bajo esta nueva denominación y con una carta totalmente renovada, nuestros clientes continuan disfrutando con nuestro trato excelente y nuestras especialidades: ternasco de Aragón, bacalao, jamón y queso...

Todavía recibimos visitantes de cierta edad que nos recuerdan con cariño su fidelidad al restaurante, que conocieron a mediados del siglo pasado y al que acuden expresamente cada vez que vuelven a La Almunia.